15 FORMAS de ENGAÑARTE en el DESPIDO | Cursosinemweb.es

15 engaños de las empresas al despedir a un trabajador ¡Que no te tomen el pelo! Estos son los 15 engaños más comunes en las empresas cuando despiden a un trabajador, ¡conócelas para que no te ocurra ninguna! engaños-empresas-despido ¿Te han despedido? En ese caso tienes que tener mucho cuidado de que la empresa no haya empleado ningún engaño para beneficiarse, perjudicando tus derechos. ¿Quieres saber cuáles son los 15 engaños más comunes de los empresarios a la hora de despedir? ¡Aquí los tienes! Índice del artículo Mentiras más empleadas por los empresarios Hacer creer al trabajador que si firma como “No conforme” el finiquito, renuncia a él Tratar de convencerle para pagarle la indemnización en negro o a plazos Dar una indemnización “mal calculada” Convencer al trabajador de que se queda sin paro si demanda No dar la carta de despido Manipular provocando una baja voluntaria o despido por abandono del trabajo falso Persuadir al trabajador para que firme como “Conforme”, para “arreglarle el paro” Embaucar para que pase el plazo de despido Poner mal la fecha en los documentos de despido

Origen: 15 FORMAS de ENGAÑARTE en el DESPIDO | Cursosinemweb.es

15 engaños de las empresas al despedir a un trabajador ¡Que no te tomen el pelo!

Estos son los 15 engaños más comunes en las empresas cuando despiden a un trabajador, ¡conócelas para que no te ocurra ninguna!

engaños-empresas-despido

¿Te han despedido? En ese caso tienes que tener mucho cuidado de que la empresa no haya empleado ningún engaño para beneficiarse, perjudicando tus derechos. ¿Quieres saber cuáles son los 15 engaños más comunes de los empresarios a la hora de despedir? ¡Aquí los tienes!

1. Mentiras más empleadas por los empresarios

Estas son las mentiras a las que suelen recurrir en las empresas cuando quieren hacer un despido sacando provecho injustamente:

1. Hacer creer al trabajador que si firma como “No conforme” el finiquito, renuncia a él

Es importantísimo firmar el finiquito poniendo “No conforme”, porque así se deja vía libre para demandar a la empresa por despido improcedente después. Y por supuesto, el trabajador sigue cobrando el finiquito. El empresario puede hacer creer que esta indicación de “No conforme” es una renuncia al finiquito, para asegurarse de que no se le demanda luego. Pero no es verdad.

Debes firmar siempre el finiquito como “No conforme”, porque solo así podrás demandar si lo deseas. Y por supuesto, no te cuesta el finiquito.

2. Tratar de convencer al trabajador para pagarle la indemnización en negro o a plazos

Este es otro engaño muy grave. Para convencer al trabajador de que acepte una indemnización en B o aplazada, le dirá que así ambos van a pagar menos impuestos. Pero esta práctica es totalmente desaconsejable.

¿La razón? El trabajador firmará la conformidad con el finiquito y la carta de despido sin asegurarse de que se le ha entregado nada, y después se arriesga a que finalmente no se le pague.

Y no solo eso. Pongámonos en que sí te pagan la indemnización, pero en negro. A la hora de conseguir algunas prestaciones o pensiones por ejemplo, se exige acreditar que se ha recibido una indemnización, a través de un resguardo de transferencia bancaria. Y si no cuentas con este documento puedes tener graves problemas, ya que la Administración puede pensar que has colaborado para simular un despido en fraude de ley.

3. Dar una indemnización “mal calculada”

la-empresa-me-ha-engañado

Es fundamental comprobar que la indemnización es la correcta, ya que el empresario puede haber calculado mal la indemnización conscientemente, y por supuesto a su favor. Una vez más es imprescindible firmar como “No conforme” por lo que pueda ocurrir después.

4. Convencer al trabajador de que se queda sin paro si demanda

Poner una demanda por despido improcedente no impide cobrar el paro. De hecho, es obligación del empresario dar al trabajador el certificado de empresa para que pueda solicitar su prestación por desempleo. Recuerda que tienes 15 días para hacerlo.

Si tu jefe te pone algún impedimento para darte los documentos que necesitas para el paro, puedes denunciarlo ante la Inspección de Trabajo.

5. No dar la carta de despido

El empresario puede querer comunicar verbalmente el despido al trabajador, cuando en realidad está obligado a entregar la carta de despido. El despido tiene que ser siempre por escrito, sin excepción.

Date cuenta de que si el despido no consta por escrito, si quieres demandar después, el empresario puede decir que no te ha despedido siquiera, que tú has dejado de ir a trabajar y ahora quieres demandarlo para sacar provecho. Asegúrate siempre de que te dan la carta de despido, con la fecha en que va a ser efectivo y la causa del mismo.

Además, tener la carta de despido es importante también porque en el momento en que se recibe, comienza el plazo para demandar.

6. Manipular al trabajador provocando una baja voluntaria o despido por abandono del trabajo falso

Suele ocurrir que el trabajador recibe una llamada del empresario, en la que le dice que ya no tiene que venir más, y que pasados unos días va a recibir el finiquito y el ingreso pendiente. Y lo que en realidad ocurre es que el trabajador deja de ir a su puesto de trabajo engañado, y el jefe hace un despido disciplinario por no ir al trabajo. El trabajador se queda sin poder demostrar que fue despedido.

Así pues, es mejor exigir el despido por escrito primero y seguir yendo al trabajo o la confirmación de las fechas de vacaciones mientras el despido no se produzca.

7. Persuadir al trabajador para que firme como “Conforme”, para “arreglarle el paro”

Tu jefe puede hacerte creer que si firmas como “Conforme” te arreglará los papeles para el paro, cuando las empresas no se encargan de este trámite. Para pedir el paro no hace falta la intervención de la empresa, solo para que te dé los documentos que necesitas para solicitar la prestación, y que te tienen que facilitar obligatoriamente, tanto si firmas la conformidad del finiquito como la no conformidad.

8. Embaucar para que pase el plazo de despido

Otra práctica de algunas empresas es notificar el despido al trabajador, de forma que comience a correr el plazo, y después engañarle con una serie de compromisos que después no cumplen. Así van pasando los días para demandar el despido.

9. Poner mal la fecha en los documentos de despido

Si a la empresa le sale bien la jugada y el trabajador no se da cuenta, quizás no tenga ni un día para reclamar el despido. Imagina que firmas el 11 de noviembre un despido en el que en vez de poner “11 de noviembre de 2019” pone “11 de octubre de 2019”. En teoría habrías firmado hace un mes, por lo que se te habrían pasado los 20 días para reclamar.

10. Conseguir que el trabajador firme la carta de renuncia, convenciéndole de que así no tendrá problemas con el paro

que-pasa-si-el-trabajador-no-firma-la-carta-de-despido

Otro engaño a la hora de despedir es hacer creer al trabajador que si firma la carta de renuncia no tendrá problemas a la hora de cobrar el paro, cuando en realidad, si el trabajador firma que es él quien se va voluntariamente, se queda no solo sin paro sino sin la indemnización que le corresponde por el despido.

11. Falsas promesas de trabajo en el futuro a cambio de no demandar

Algunas empresas les dicen a los trabajadores que no les demanden porque en el futuro van a volver a contar con ellos. Si tienes motivos para demandar el despido no dudes en hacerlo, porque lo más probable es que estas promesas sean falsas y tan solo tengan la intención de evitar la demanda.

12. Intentar renegociar antes de emprender acciones legales

El trabajador tiene 20 días hábiles para poner la demanda por despido, y el el empresario, que lo sabe, puede intentar utilizar ese tiempo para todo tipo de supuestas negociaciones que no queden en nada, con la única intención de que expire el plazo.

13. Tratar de que el trabajador crea que se le pagará cuando la empresa pueda

En la empresa pueden intentar que creas que no pueden pagarte ahora mismo pero que lo harán tan pronto como puedan. Al igual que no es asunto de ellos que te quedes sin trabajo, no es problema tuyo su economía, y además es posible que no sea cierto que no te pueden pagar. Haz valer tus derechos y exige tu indemnización.

14. Procurar que el trabajador piense que tiene que firmar “Conforme” el finiquito para que sea válido

“Conforme” en el finiquito solo significa que estás de acuerdo con lo que se te ofrece, y que no vas a demandar. No solo no es necesario que lo pongas sino que, como ya hemos visto, lo recomendable es que te cures en salud y siempre pongas “No conforme”, para no cerrarte la puerta a demandar si te das cuenta de algo que no te cuadra.

15. Proponer al trabajador hacer una petición de conciliación en su nombre

Hay veces en que las empresas quieren interponer una papeleta de conciliación en nombre del trabajador, lo cual no solo es ilegal sino que puede hacer que el empleado despedido se pueda ver en una situación de indefensión total. Tan solo el propio trabajador puede poner la demanda.

Más información

Los siguientes artículos pueden serte de gran ayuda también si te han despedido, ¡no dudes en echarles un vistazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *